Algunos motivos de colocar un plafón LED en casa

La iluminación LED se considera toda una tendencia, por los grandes beneficios que nos ofrecen. Comprar plafones LED supone la mejor idea para ahorrar en tu día a día. En los siguientes puntos vamos a analizar algunas de sus características en detalle:

1) Seguridad: Una de sus características clave es que son mucho más seguras que la luz de toda la vida, con un mínimo nivel de contaminación asociado. No contiene ni tungsteno ni mercurio. Otra de sus características clave es que es capaz de reducir las emisiones de CO2 en un 80%, una cantidad nada desdeñable.

2) Duración: La duración es muy elevada, siendo capaz de llegar hasta a las 45.000 horas de uso (esto es el equivalente a 15 años, en el caso de que la encendamos unas 8 horas de forma diaria), teniendo asociado un mantenimiento mínimo.

3) Generación de calor: Gracias a su sofisticado mecanismo interno, no produce nada de calor, por lo que no quemará. El 80% de la energía que se consume, se convertirá en luz, justamente lo contrario que una bombilla incandescente de las de toda la vida. Y es que estas bombillas pierden hasta un 80% en forma de calor.

4) Ahorro: Debido a que no emiten tanto calor, tienen asociado un nivel de consumo de hasta un 85% que estas bombillas. En comparación con la factura anterior, te puedes ahorrar entre 50-275€ aproximadamente.

5) Resistencia: Resiste mucho más que las bombillas incandescentes, adaptándose a las condiciones extremas de humedad y vibraciones.

6) Colores: Es capaz de reproducir los colores de una forma muy fiel, teniendo un índice cromático de 80 sobre 100. Y no solo eso, si no que también trabaja con diferentes tonalidades de luz (entre fría y cálida), para ajustarse al ambiente en el que estás pensando en ponerla.

Por todas estas ventajas, deberías de apostar por los LEDs.